Crecimiento personal

La rutina diaria hace que sea muy difícil pararse y dedicarse unos minutos a pensar en uno mismo. Las obligaciones, muchas veces impuestas y otras muchas autoimpuestas, en ocasiones alejan del objetivo principal y del desarrollo personal. El ritmo de vida hace que se incorporen hábitos no saludables al día a día y en ocasiones, alteran los ritmos biológicos, como pasa con el sueño.

Bajo el marco de la inteligencia emocional, este tipo de terapia está enfocada a sacar y mejorar las habilidades, tanto intrínsecas como aprendidas, favoreciendo el desarrollo personal de cada uno.

Habilidades sociales y de comunicación
Cambio de hábitos y de conductas
Establecimiento de objetivos y metas
Toma de decisiones y resolución de problemas
Zona de confort y miedos
Conductas de sueño