Terapia individual

Las emociones no son negativas de por sí. Su función es ayudarnos, aunque a veces pueden resultar desagradables e incluso interferir en nuestra vida cotidiana. ¿Cuándo empieza a ser un problema? La diferencia es sutil y consiste en la intensidad, la duración y la frecuencia de estos síntomas.

Desde ConEmoción, queremos ayudarte a identificar estas dificultades y a manejarlas eficazmente. Se pueden expresar a través de pensamientos, acciones o a través de nuestro cuerpo. Algunos de los problemas más comunes que solemos encontrar son:

Ansiedad, estrés y depresión
Control de la ira y manejo de la frustración
Autoestima e inseguridad
Toma de decisiones y resolución de problemas
Crecimiento personal
Dolor crónico

Las emociones negativas son desagradables para nosotros. Éstas son las más estudiadas debido a su implicación en la salud, tanto física como mental.

Su función es ayudarnos en nuestra adaptación al entorno, pero pueden llegar a ser problemáticas si no las regulamos adecuadamente.

¿Cuándo empieza a ser un problema?

La diferencia es sutil y consiste en la intensidad, duración y frecuencia de esa emoción.

Cuando nos quedamos enganchados en pensamientos que nos hacen daño e interfieren en nuestra vida cotidiana, comenzamos a sentirnos mal.

Para hacer frente a la situación existen herramientas que se basan en el cambio de hábitos, pensamientos y el control de las reacciones de nuestro cuerpo.

¡Comienza a mejorar tu día a día con nosotras! Te ayudamos a regular y gestionar las emociones mediante estrategias que mejorarán tu bienestar emocional.